16 Jan 2014

El tenis y los Juegos Olímpicos


ARTÍCULOS

Foto: International Tennis Hall of FameAlbert Costa y Alex Corretja (ESP)

El salón internacional de la fama y museo del tenis, junto con la fundación olímpica de Barcelona celebra una exhibición especial “El tenis y los Juegos Olímpicos”, que se muestra en el museo olímpico y del deporte Joan Antoni Samaranch en la Ciudad Condal. 

La exhibición estará hasta abril y hace un recorrido por la historia del deporte y los nombres propios de los jugadores que más relevancia han tenido dentro del olimpismo. 

“El tenis es uno de los deportes más internacionales todo el año y  combinado con el espíritu olímpico brilla especialmente. El deporte tiene una historia muy rica en los Juegos y estamos encantados por tener la oportunidad de enseñar su evolución” comentó Stan Smith, presidente del Salón de la Fama. 

“La misión del Salón de la Fama es preservar y celebrar la historia del tenis, y estamos contentos de tener el Museo Olímpico en Barcelona y nuestros socios en la Fundación Olímpica de Barcelona, la Federación de Tenis Española y el Real Club de tenis de Barcelona por ayudarnos a compartir esto”. 

Manuel Orantes y Andrés Gimeno, ambos galardonados por el Salón de la Fama, estuvieron en Barcelona en la inauguración de la exhibición, acompañados por muchos jugadores como Jordi Arrese, medalla de plata en Barcelona 1992, José Higueras, Lis Arilla, Jordi Bardou, así como Alex Corretja y Albert Costa. 

La exhibición da protagonismo a todos los tenistas olímpicos internacionales, y hace un énfasis especial en la presencia española en los juegos como Arantxa Sánchez-Vicario, Rafael Nadal, Conchita Martínez y Sergi Bruguera. 

Entre los objetos más preciados está la raqueta de Andy Murray, oro en los Juegos de Londres 2012 así como la del estadounidense Bob Bryan, oro en dobles. Alex Corretja y Albert Costa lo han hecho con sus raquetas de los juegos de Sidney, donde consiguieron el bronce en dobles, y Sergio Casal con su medalla de plata de Seúl 1988. También incluye memorabilia de Rafael Nadal, oro en Beijing 2008 y de Sánchez-Vicario, plata en individuales y bronce en dobles en Atlanta 1996.  

Los Juegos Paralímpicos tienen un espacio importante dentro de la exposición.  Ocho  jugadores de 5 naciones enseñaron lo que eran capaz de hacer en  la pista en Seúl 1988 y el resultado fue tal que consiguieron que el tenis paralímpico se convirtiera en un deporte con medallas en Barcelona 92. La gran campeona Esther Vergeer, 7 medallas de oro en Juegos Paralímpicos, tienen un lugar muy especial dentro de esta muestra.

Una de las secciones del museo más aplaudidas es la de imágenes, y en ella se pueden ver los grandes momentos de las hermanas Williams, Vergeer y Murray, entre muchos otros campeones.



Últimas noticias